sábado, 30 de noviembre de 2013

Cómo maquillar los ojos según su forma

Sabemos que cada persona tiene los ojos de una forma diferente. Y a la hora de maquillarse, hay diferentes estilos, que por la forma de nuestra mirada, nos pueden sentar mejor o peor. Seguramente, de tanto probar, ya sabes que por ejemplo, delinear la raya inferior de tus ojos no te sienta bien. O que por la forma de tus párpados, poner sombra en el párpado móvil no hace lucir tu mirada. Así que ya es hora de saber realmente qué te sienta bien y cómo maquillar tus ojos según su forma. ¿Preparada?


Para empezar, vas a medir si tus ojos están bien alineados o no y si tus cejas tienen la delineación perfecta. Mide desde el lagrimal al final de tus ojos y mide la distancia entre un ojo y otro, de lagrimal a lagrimal. Si es la misma o no hay mucha diferencia, perfecto! Tu mirada es simétrica.Y si no es así, te daré algunos consejillos según la forma de tus ojos y tus cejas.

Respecto a las cejas, la forma ideal es que deben empezar en línea con el lagrimal. Su arco, debe estar en línea con el final de tu pupila. Y el final de la ceja, en línea con el final de tu ojo. Pero vamos a ver cómo podemos jugar con algunos trucos, según los diferentes tipos de ojos, y crear alguna ilusión óptica para que parezca una mirada perfecta.

Tipos de ojos:


Almendrados: Es el tipo de mirada ideal y que nos servirá de ejemplo a seguir para el resto de tipo de ojos.Es muy fácil maquillar estos ojos, porque le sientan bien casi todo tipo de maquillaje. Los ojos ahumados o smookey eyes te harán una mirada llena de seducción.
Los tonos nude, beige y los colores tierra resaltarán tus ojos en tu maquillaje diario. Los tonos oscuros en el pliegue entre los párpados te darán más volumen y profundidad, y puedes acabar en el extremo de ojo con forma de uve o curvada. La forma de tus ojos te lo permite todo! Recurre a los tonos muy claros, que iluminen, para el lagrimal y bajo el arco de tus cejas. Como ves en la imagen de Angelina Jolie, el delineado también resaltará la forma de tu mirada.
 
Caídos: Los extremos de los ojos están hacia abajo y parece que la mirada es triste o adormilada. Hay que levantarlos y conseguir que la mirada parezca despierta y alargada!! Lo más recomendable es usar pocos colores en un mismo maquillaje, recurre a diferentes tonos de la misma gama de color. Para el lagrimal, el tono más claro. Para la mitad del ojo, un tono medio y para el final, el tono más oscuro. Y siempre difuminando hacia arriba.
Puedes también formar una uve con el tono más oscuro. Y prueba también a iluminar el hueso de la ceja con el tono clarito. Los ojos de gato te ayudarán a crear esa visión óptica de mirada despierta. Apuesta porque la línea de delineado sea más gruesa al final de tu ojo, y el rabito arriba! Prueba también a dar un tono tierra de oscuridad media en el pliegue de párpados.
Huye de delinear todo el ojo o la parte inferior o sin forma ascendente en la parte superior final. No apliques máscara en las pestañas inferiores.

Juntos o pequeños: la distancia entre los lagrimales es menor. Así que hay que crear el efecto visual de que están más separados. Podemos retrasar un poco el inicio de las cejas, para dar efecto de amplitud. Es decir, que no esté alineada con tu lagrimal, si no que empieza ligeramente más atrás.
Maquillaje: vuelve al recurso de los tonos oscuros, desde la mitad del ojo hacia el  final, con el acabado en forma de uve y dirección ascendente. Usa un tono claro desde la mitad hacia el inicio de tu ojo, y aplica luminosidad en tu lagrimal, con tonos claros e irisados para dar más sensación de espacio.
Puedes optar por los ojos ahumados, siempre que marques bien la parte clara de tu lagrimal. También los ojos de gato pueden ser tus aliados. Siempre con más grosor al final del ojo y con iluminador en el lagrimal. También puedes apostar por delinear las pestañas inferiores, pero del centro hacia afuera. Y nada de llevar el delineador hacia el lagrimal!!


Separados: al contrario que en el caso anterior. Hay más distancia entre los ojos y por lo tanto, adelantamos el inicio de la ceja un poco antes de la línea con el lagrimal. Si la ceja no te da, puedes hacer el efecto con delineador para cejas.
Aquí el secreto está en prestar más atención a la zona del lagrimal, para que dé sensación de que los ojos están más juntos. Puedes crear un efecto de ahumado, pero no alargues más tu parte final del ojo. 
Huye del maquillaje de ojos de gato, darán sensación de ojos más separados.


Grandes: En esta caso, hay que mantener el estandar de cejas para ojos almendrados. Respecto al maquillaje, tea yudará a que parezcan más pequeños el delinear todo el contorno del ojo con lápiz oscuro (marrón, negro). Los tonos café te darán profundidad, recuerda: con forma de uve en la parte final, y si además los usas también en las pestañas inferiores, el efecto será aún más beneficioso.
Para la noche, puedes hacerte con un maquillaje ahumado, en forma de uve ascendente. Pero en este caso no remarques con color las pestañas inferiores.
Los ojos de gato también pueden ser un gran aliado. Eso sí, tanto la línea superior como inferior del ojo. Nada de delineadores de colorines, que llamarían la atención sobre tu mirada sin darle el efecto deseado. 

¿Ya sabes de qué forma son tus ojos? Prueba a maquillarte con estos consejos y verás el cambio! Seguramente al principio puede que no te veas a tu gusto, pero lleva un tiempo acostumbrarse. Echa un vistazo a nuestro post sobre Cómo maquillarse según el color de tus ojos y ya tendrás todos los consejos que necesitas para hacerte con tu maquillaje de ojos perfecto!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario