viernes, 20 de septiembre de 2013

Cómo maquillarse según el color de ojos

La mayoría de las veces contamos con un gran número de sombras de ojos pero siempre recurrimos a las mismas para maquillarnos, pero... seguro que puedes sacar mucho más partido a tu mirada y usar diferentes tonos que también te pueden favorecer. 
Para empezar, echa un vistazo a lo que tienes, seguro que guardas más de una paleta de sombras a la que todavía no has sacado rentabilidad y prueba a darle nuevos usos. Para seguir, fíjate en la ropa que llevas cada día y acompaña tu estilo con un toque en el maquillaje. Combina ese toque con los colores de tus complementos, o con el tono que menos destaca de tu vestuario del día, o si vas entera de un mismo color, apuesta por otro diferente para destacar tu rostro. Y para complicarlo un poquito más, hoy te traigo qué colores de sombras son más recomendables según tu color de ojos
  
Ojos verdes: dicen que son los más difíciles de combinar, pero aún así tienes muchas propuestas: colores verdes diferentes al tuyo, los tonos tierra, violetas. El color ciruela, margenta o rosado harán también destacar tu mirada. Prueba el efecto ahumado con tonos negros o grises. Imprescindible: delinear los ojos con negro. Ni tocar: los tonos azules, apagarían el color de tu mirada.


Ojos azules: Para tu día a día, prueba los marrones, beige, o rosas, incluso los tonos azules de otra intensidad. Los colores kaki o gris-marron te favorecerán. Para momentos especiales o por la noche, las sombras oscuras, negro, gris, o azules eléctricos. Ni tocar: ¡los verdes, rojos fucsias y los cítricos!


   
Ojos marrones o miel: aquí se consideran desde los marrones claros tipo miel o avellana a los de color café o verdosos. Los colores que más te pueden favorecer son los verdes y los colores tierra. Los rosas, violetas y azules oscuros también te quedarán bien. Para la noche, el negro para intensificar la mirada y los tonos dorados, cobres y bronces. Ni tocar: ¡tienes suerte! ¡Tus ojos se pueden combinar con todo!



Ojos negros o marrón oscuro: este color crea una mirada profunda, así que lo mejor es el contraste con sombras pastel o beige para el día. Dorados, marrones y rosas deben estar también entre tus imprescindibles. Para la noche, los ahumados en gris. Ni tocar: no abuses de los tonos oscuros.





Un truco: si tienes otros tonos dentro de tu pupila, también puedes sacarles partido! Busca sobras de ese tono o hazte con prendas de vestir de ese color ¡No pasarás desapercibida!

Así que ya sabes, aprovecha hoy mismo y empieza a usas las sombras y colores que más te favorecen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario